Si los sistemas operativos fuesen comidas…

Siguiendo con las comparaciones, además de pensar qué pasaría si los países fuesen sitios web, podemos comparar distintos sistemas operativos con distintos tipos de comida., para reírnos un poco usemos el sistema que usemos.

Si Windows fuera comida sería comida rápida:

  • Es fácil de conseguir
  • Las condiciones higiénicas y sanitarias de preparación (seguridad) son dudosas.
  • La publicidad sobre el producto raramente refleja el producto real (prometen mucho más de lo que el comprador recibe al adquirirla).
  • Si algún plato te desagradó, estaba mal preparado y te sentó mal, no te explicarán qué pasó. Te dirán que en el nuevo menú de la carta ya no existe tal problema.

Si Mac fuera comida sería comida Gourmet:

  • Es cara.
  • El usuario no puede aderezar libremente la comida. Tiene que comerla como se la sirven y si cuestiona el sabor, generalmente se le tachará de tener mal gusto.
  • Mucha gente la come no porque crea que es más sabrosa, sino porque al hacerlo aparenta ser un entendido culinario frente a sus amigos.
  • Si algún plato te desagradó, estaba mal preparado o te sentó mal, no te explicarán qué pasó, aunque te regalarán un descuento para tu próxima comida.
LEER
Rymdregagle, un viaje de 8 bits con LEGO y Stopmotion

Si Linux fuera comida sería comida casera:

  • Siempre estuvo ahí, no se inventó por negocio, sino por necesidad y por placer.
  • Se ajusta a todos los bolsillos, puede ser barata, cara o incluso gratuita.
  • Los utensilios y productos que necesitarás para prepararla están disponibles en cualquier tienda, o incluso puedes utilizar utensilios caseros y antiguos que tengas en casa.
  • Una vez que la tienes servida en tu plato, lista para comerla, te darás cuenta que nada de lo que puedas comprar por ahí se compara con tu propia comida casera, preparada a tu gusto.

A mi, personalmente, me gusta variar un poco, y ustedes, en lo que refiere a sistemas operativos, ¿prefieren la comida rápida, gourmet o casera?

Vía: Jessica Hemingway