La propuesta del ACTA va en contra de la distribución de medicinas, la democracia y los usuarios

En estos tiempos donde las leyes de Propiedad Intelectual y Copyright se ponen en duda por parte de la comunidad, las corporaciones y sus gobiernos salen a defender a diestra y siniestra esas anticuadas leyes. El ACTA o Anti-Counterfeiting Trade Agreement es una de esas medidas para seguir manteniendo el actual modelo de distribución del conocimiento. Básicamente se propone crear un marco internacional para que los países puedan castigar a quienes «infringen» estas leyes, con medidas tales como el corte de los servicios de Internet o penas monetarias.

Hace unas semanas, el Partido Pirata español publicó un informe, que fue redacto por expertos en leyes, académicos, trabajadores del arte y  diversas organizaciones , donde explican que el ACTA no defiende el interés público, sino que constituye una amenaza para el mismo. En el borrador publicado, podemos ver declaraciones como las siguientes:

ACTA es hostil al interés público en a lo menos siete áreas críticas de las políticas públicas a nivel:

DERECHOS Y LIBERTADES FUNDAMENTALES
ACTA impondrá restricciones al goce de los derechos y libertades fundamentales, incluyendo derechos humanos internacionalmente protegidos, tales como el derechos a la salud, privacidad y protección de datos personales, libertad de expresión, derecho al debido proceso, incluido el derecho a un juicio justo y la presunción de inocencia, y el derecho a la participación cultural.

INTERNET
ACTA
Alentará a los prestadores de servicio de Internet a vigilar las actividades de los usuarios de Internet, incluyendo la desconexión de los usuarios de Internet, al hacer a dichos proveedores responsables por los actos de sus abonados, condicionar su limitación de responsabilidad a la adopción de políticas de vigilancia, y requerir a las partes promover la cooperación entre proveedores de servicio y titulares de derechos;
• Alentará la supervigilancia sin un adecuado control judicial ni debido proceso;
• Globalizará las disposiciones ‘anti-elusion’ (de las medidas de protección tecnológicas) que amenazan la innovación, la competencia, el software libre free, los modelos de negocio de acceso abierto, la interoperatividad, el goce de los derechos de los usuarios, y las elecciones de los usuarios;

ACCESO A MEDICINAS
ACTA amenazará el acceso global a medicinas a bajo costo, entre otros motivos, al:
• Autorizar a las autoridades aduaneras para incautar productos en países en tránsito, inclusive cuando tales productos no infringen ninguna ley en los países productores e importadores;
• Extender potencialmente la responsabilidad de intermediarios a inocentes proveedores de ingredientes farmacéuticos de principios activos cuyos materiales son usados en productos erróneamente etiquetados sin su conocimiento;
Limitar flexibilidades claves a la adopción de medidas cautelares que son necesarias para promover el interés público, incluidas para políticas que desvinculan el costo de investigación y desarrollo del precio de los productos;
Expandir el ámbito de las patentes, un asunto inapropiado para la política de falsificación;
• Hacer poco o nada para abordar el problema de las medicinas con insuficientes o equivocados ingredientes que son el resultado principal de los cambios regulatorios en las medicinas;

PROCESO DEMOCRÁTICO
ACTA altera el tradicional y constitucionalmente establecido proceso de elaboración de las leyes al:
Exportar y cristalizar prácticas de observancia de la propiedad intelectual controversiales y problemáticas, impidiendo mejoras legislativas en el futuro en respuesta a los cambios en tecnología o política;
Exigir cambios sustantivos en las leyes de propiedad intelectual de varios países, sin un proceso legislativo;

El borrador entero lo pueden leer aquí, solamente traslade tres puntos que a mi entender, son importantes. El tema de las libertades en Internet ya es bastante conocido, no por eso debe ser obviado. La vigilancia por parte de los proveedores de ISP, del gobierno o de quien fuere no debe ni puede siquiera ser pensada. Uno podría pensar que el fin justifica los medios, en algunos casos es «aceptable» ese argumento. Pero acá, ni siquiera se trata de fines «buenos», solamente se trata de un puñado de megacorporaciones que utilizan su poder para influir a los Estados, para que tomen las medidas que a ellos les convienen.

LEER
Otra de la SGAE: Ahora culpa a la banda ancha del descenso de las audiencias televisivas

Las medicinas no deben ser puestas en duda. Una de los argumentos que siempre esgrimo para defender el software libre es: «¿Qué pasaría si la humanidad no hubiera compartido su conocimiento?». Básicamente creo que eso quieren hacer con las medicinas también. Restringir la comercialización de medicamentos, en favor de los grandes laboratorios del mundo. Y acá ya no se trata de libertades, acá no pueden decir que nos quejamos del ACTA por caprichos de nerds.

Y para finalizar, el último punto que destaque. El ACTA plantea destruir las barreras políticas, para imponer las medidas necesarias para su cumplimiento, sin importar lo que los pueblos y sus gobernantes piensen al respecto. ¡Globalización de primer nivel!

El ACTA no va a «defender» la cultura ni el conocimiento de la humanidad. Es sólo un manotazo de ahogado de un modelo económico que sencillamente, no va más. El conocimiento nació libre, creció libre y en su adultez fue esposado. Y ahora, comenzó a romper sus cadenas, gracias a la gente que lo quería ver libre. Pero su carceleros harán lo imposible para devolverlo a su oscura prisión. ¡No dejemos que eso pase!

Vía: Menéame. Visto en: Partido pirata

Imagen: Derecho a leer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.