Diez mandamientos para ser un desarrollador humilde

Desarrollador humilde

Todos los que estamos en este mundo del desarrollo y estudiamos una carrera afín sabemos lo orgullosos, prepotentes y verdaderos idiotas que podemos llegar a ser cuando estamos hablando de código, no sé por qué olvidamos que somos humanos después de todo y es natural en nuestra existencia equivocarnos, de hecho, así es como hemos creado grandes soluciones para nuestra civilización.

  1. Comprende y acepta que te vas a equivocar. Nadie es infalible… ni siquiera tu.
  2. No eres tu código. Si alguien te dice que algo en tu código está mal, no te lo tomes como un ataque personal que haya que resolver en un duelo al alba.
  3. No importa cuanto sepas de algo, siempre habrá alguien que sepa más. O lo que es lo mismo: a los sabelotodo les terminan tocando la carita, acepta los consejos de los demás.
  4. No reescribas código sin consultar primero
  5. Trata a la gente que sabe menos que tu con respeto, deferencia y paciencia. A nadie le gustan los perdonavidas y similares.
  6. La única constante en el mundo es que cambia. Es decir: no tengas miedo al cambio. Es más, aprovéchalo.
  7. Las verdaderas posiciones de autoridad parten del conocimiento, no del puesto.
  8. Lucha por lo que crees firmemente, pero acepta la derrota si se produce. Vamos, que no seas un Roncero de la vida y el desarrollo.
  9. No seas el tipo del cuarto oscuro. Siempre es mejor trabajar en espacios abiertos y colaborativos… y con ventanas.
  10. Critica el código, no al programador. Se amable con el desarrollador, no con el código. El reverso del segundo mandamiento.
LEER
Test de compatibilidad CSS3 para el navegador

Sean buenos con las personas que lo rodean y el Universo será bueno con ustedes, algunos le dicen karma, yo le llamo: ser buena persona.

Imagen por Breyten Ernsting

Vía: Genbeta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.