Puedes adoptar mascotas salvajes y seguir sus pasos por internet

Todos sabemos del tiempo que requiere cuidar a una mascota, y también del dinero ya que no sólo hay que jugar con ella, sacarla a dar una vuelta o bañarla sino que a eso hay que sumarle al dinero empleado en alimento y otros gastos. Obviamente todo eso tiene como recompensa el cariño y la compañía del animal.

Hay quienes buscan un poco más de adrenalina con animales poco convencionales, algo que puede causar problemas. Por eso, les hablaré sobre una opción intermedia, que permite disfrutar de una «cercanía distante» con un animal extravagante o salvaje, sin correr el riesgo de ser mordido por el tiburón, elefante o sea cual sea la mascota elegida.

adoptar mascotas salvajes

Esta opción es adoptar animales mediante aplicaciones o fundaciones online. A continuación, algunas alternativas.

Adoptar un tiburón

Gracias a la aplicación Shark Net (gratis para iOS), es posible ponerles nombres a los tiburones blancos que sigues mediante tu dispositivo móvil. La alternativa de esta app para Android es Global Shark Tracker.

Es posible seguir los movimientos de los tiburones gracias a unos chips implantados en ellos, de modo que se puede observar lo que hacen en tiempo real.

Adoptar un elefante

Si tienes una casa muy grande, MUY grande, entonces puedes permitirte tener un elefante bebé, pero una vez que crecen se hace imposible mantenerlos. Este mamífero se encuentra en peligro en todas partes del mundo debido a los cazadores de marfil, y por eso existe la opción de adoptarlos a distancia para garantizar su supervivencia.

LEER
Little Printer: Una mini-impresora disponible en el 2012

La asociación David Sheldrick Wildlife Trust ofrece la posibilidad de adoptar un elefante bebé de Kenia, para seguirlo día a día mediante las actualizaciones ofrecidas por sus cuidadores, que a veces son vídeos y fotos de tu animal adoptado y otras de los demás que conviven allí.

El costo que tiene adoptar un elefante es de $50 al año, mínimo.

Adoptar una ballena

La última opción que les traigo es la de adoptar un cetáceo, con el fin de preservar su existencia en los mares argentinos. El Instituto de Conservación de Ballenas de Argentina ofrece esta posibilidad, con la cual al adoptar una ballena franca austral se pueden ver los estudios realizados sobre ellas, saber de su vida y contribuir al financiamiento del instituto y a la protección de las ballenas y su ecosistema.