En Argentina ya se condenan las descargas ilegales de música

La CAPIF (Cámara Argentina de Productores e Industriales de Fonogramas) anunció en un comunicado que las acciones legales contra personas que intercambiaron música de forma ilegal ya están siendo ejecutadas y precisó que las multas alcanzan hasta los 5.000 dólares.  "dejaron de ser números de IP, tienen nombre y apellido y debieron pagar indemnizaciones por los daños causados”.

Las sanciones fueron impuestas a los padres de jóvenes que bajaban canciones de la Red de forma ilegal y a empresas que permitieron que sus empleados usaran Internet para compartir archivos.

La intención de estas acciones es que la gente tome conciencia sobre las implicancias de éstas prácticas ilegales para la cultura musical del país, y las situaciones entre padres e hijos que se dieron en las familias afectadas por las acciones legales es un buen comienzo", afirmó Gabriel Salcedo, Director ejecutivo de CAPIF.

"La intención es que la gente tome conciencia de las implicaciones de estas prácticas ilegales para la cultura del país y las situaciones entre padres e hijos que se dieron en las familias afectadas por las acciones legales", sostuvo el director ejecutivo de Capif, Gabriel Salcedo.

En ese sentido, mencionó que un padre obligó a su hijo de 25 años a vender su automóvil para pagar la multa, en tanto que otro aseguró que utilizará el dinero destinado al servicio de internet para afrontar la indemnización, lo que supondrá que en su casa no habrá acceso a la web por dos años.

Comentarios

  • http://www.elrasa.blogspot.com rasa

    primero se llevaron a los que bajaban de napsted pero no me importó…
    después se llevaron a los que bajaban de ares pero tampoco me importó
    depués vinieron por los que bajaban de e-donkey pero como yo no bajaba de ahi tampoco me afecto
    ahora vienen por mí, sera muy tarde?

  • Abel

    Serán reales esos casos en los que gente tuvo que pagar?? Si es así, como los detectan??

  • capifucker

    Tarde o temprano les vamos a romper el culo, y van a tener que meterse su negocio, sus demandas y sus restricciones por el orto.