Un hacker rumano convierte los servidores de la NASA en salas de chat

Un hacker rumano es acusado por el gobierno de su país y por el de Estados Unidos, por haber ingresado a los servidores de la NASA, convirtiéndolos en salas de chat, causando pérdidas de unos 1.3 millones de dólares.

Víctor Faur, de 22 años de edad, y la justicia estadounidense sostiene que era el líder de un grupo de hackers denominado «WhiteHat Team«, con lo cual puede llegar a ser condenado hasta con 54 años de prisión, la pena que se da actualmente en EEUU a un delito de esta magnitud.

Faur dijo en declaraciones que «todo fué un juego» y que nunca quiso causar daños, por suerte (para él), no puede ser extraditado a Estados Unidos, ya que un convenio sobre la extradición entre ambos países firmado en 1920 no incluye delitos informáticos.