¿Cómo llegar a ser un verdadero y buen diseñador web?

Podría decirse que la respuesta cae por su propio peso: conocimientos y experiencia. Pero el asunto no es tan fácil cuando tenemos a nuestra disposición miles de programas para diseño web, dónde el que más renombre tiene es Dreamweaver, antes de Macromedia y ahora parte de la familia de Adobe, luego que esta última comprará Macromedia allá por Abril del 2005.

Y como estos programas del tipo WYSIWYG que nos permiten visualizar rápidamente la apariencia final de nuestro diseño. Y estos programas vienen con una gama de librerías de recursos para simplemente arrastrar y colocar, configurar un poco y listo.

Programas como Photoshop CS3 que vienen ahora con herramientas inteligentes, simplifican más el trabajo de los noveles y aprendices, de manera intuitiva y simple. Sin embargo, estamos perdiendo con esto algo muy importante, y la analogía sería comparable a la perdida de la fluidez de nuestra escritura manual dado que pasamos más tiempo escribiendo con un teclado que con un lápiz (en términos generales). Con este tipo de programas “inteligentes” perdemos, poco a poco y sin saberlo, la creatividad del “hecho a mano”, esto eso, trabajar con el código fuente directamente. Una cosa es visualizar el diseño desde afuera y otra desde adentro.

Para poder llegar, entonces, a ser un verdadero y buen diseñador web, uno competente y calificado, debe de:

Conocer el lenguaje HTML al derecho y revés como sabe su número telefónico, el de su celular, el de su enamorada, el de la trampa, la dirección de su casa y demás información que está ahí, que sin pensarlo mucho la tenemos a mano siempre.

Conocer el lenguaje JavaScript de igual forma que el precedente: al derecho y al revés. Aquí es fácil decir “¿y para que si hay tantos sitios en que me puedo bajar scripts?”. La respuesta es simple y presenta 2 argumentos:

1. Estos sitios ofrecen excelentes scripts (DynamicDrive es mi favorito), pero varias veces sucede que metemos varios scripts en nuestra página y al final no funcionan algunos que antes funcionaban perfectamente bien. Esto es debido a que hay conflictos de variables y definiciones entre los scripts, probablemente porque usan el mismo nombre de variables, layers o el orden de los scripts no es el correcto. Si uno no conoce el lenguaje javascript, entonces no podrá corregir estos errores, que si son corregibles y enmendables.

2. Conociendo bien javascript y conociendo algo de un lenguaje servidor (como menciono en el punto siguiente) entonces ya conocen Ajax, y esta técnica de programación presenta opciones increíbles y sumamente vistosas además de eficientes y prácticas.

Conocer la sintaxis de Asp y Php mínimo. Los que han trabajado en Visual Basic no tendrán problema alguno para trabajar en Asp y Php, y mucho menos en Asp.Net

IE como default. Está bien que la gente este prefiriendo Firefox y desdeñando todo lo que sea Microsoft por los motivos que fuere, pero hay que tener en cuenta que hoy por hoy la mayoría de máquinas de usuarios comunes y de empresas, tienen Windows, y por ende, tienen por default el IE como browser.

Esto es, todo diseño debe ser probado inicialmente en IE porque ¿que sucedería si van a visitar a un cliente con un diseño optimizado para Firefox y el cliente tiene un Windows 2000 (o cualquier versión de Windows) con IE versión 6, y no tiene Firefox?, ¿acaso le van a conminar a que instale Firefox con el argumento que es mejor y que todos lo tienen?. Así no se hace una presentación menos una venta. Así que les guste o no, IE deberá de ser su default para el diseño, y sobre eso, optimizarlo y con simples instrucciones servidor determinar cómo mostrar el código.

LEER
Si Second Life fuera la vida real...

Navegar. Sé que suena obvio y evidente, pero me refiero no a cualquier tipo de navegación. Con la proliferación de blogs y CSS que se ofrecen para estos y para otros tipos de diseño, hay que navegar en busca de:

1. Opciones gráficas

2. Diagramaciones novedosas

3. Tendencias gráficas

4. Presentación de contenido

5. Uso o abuso de flash

Y esta navegación debe ser a fondo, esto es, no sólo quedarse en las primeras páginas del web, sino visitar todo, registrarse con cuentas de correo especialmente creadas para estos menesteres para así poder probar sus servicios y ver que de nuevo pueden rescatar como idea.

No copiar fielmente los diseños, sino las tendencias, la diagramación, la presentación. Por ello, no usar templates al 100%, sino mezclarlos, tomar de cada uno lo que consideremos mejor. La idea no es recargar, sino que tenga más bien una apariencia de revista (según el contenido del web por supuesto).

La eficiencia y operatividad deben siempre estar por encima del deseo, bastante común, de sobre cargar el diseño con muchas cosas. El buen diseño es el que se ve simple por fuera y por dentro el código es sumamente complejo y que permite mostrar lo complicado como algo sencillo.

Hay 3 reglas de oro en informática:

1. Si algo funciona bien no lo toques

2. No siempre las últimas versiones son las mejores

3. Siempre hay alguien que sabe más que uno

Y de estas tres reglas, la segunda es la que debemos tener en cuenta. No necesitamos las últimas versiones de los programas de edición de texto y edición gráfica. Un simple notepad y hasta un Photoshop 7 nos vale y de mil maravillas. ¿Por qué?. Porque el trabajo artesanal siempre será mejor que el trabajo automatizado y mecanizado pues con el primero podemos controlar todos los aspectos de personalización y a la larga crear verdaderas librerías de recursos que llegarían a ser la envidia de los programas automatizados.

Toma un poco más de tiempo, es verdad, y tal vez el costo no justifique porque no vamos a subirlo simplemente por ser artesanos en diseño web, pero yo voy más allá: la satisfacción que sentiremos de haber creado de la nada algo de buena calidad, con tan pocas herramientas sofisticadas y buen tiempo, nos irá formando para que al cabo de un mediano plazo, seamos capaces de vernos y sentirnos como verdaderos diseñadores web.

Blogger Invitado: Rómulo M. Soto Díaz – Rómulo Soto