Litto Nebbia opina sobre las discográficas

Hace poco en Argentina la cámara de diputados aprobó un proyecto de ley que prolongaba de 50 a 70 años los derechos de las compañías discográficas sobre los discos que editaron. Una ley totalmente absurda y con un claro guiño de complicidad hacia las industrias discográficas. Esto significa que si yo hoy edito mi primer disco y este se convierte en un hit, la compañía que edito mi trabajo podrá explotarlo (sin que yo pueda quejarme) durante 70 años.

Litto Nebbia es un músico argentino, ex integrante del grupo Los Gatos que prácticamente todos recordaremos por el tema La balsa. En el ambiente musical argentino es un tipo muy querido al que todos respetan y admiran. Como buen músico que es, se presto a escribir una nota en el diario Pagina 12 sobre este tema en particular y dijo cosas muy interesantes y adecuadas al contexto que estamos viviendo. Paso a citarles alguno de los párrafos que más me gustaron:

La Cámara de Diputados ha convertido en ley un proyecto que prolonga de 50 a 70 años los derechos de las compañías discográficas sobre los discos que alguna vez editaron. Y es una pena que el Congreso a veces no tenga información clara y real sobre lo que trata, porque esta ley sólo protege a las grandes compañías discográficas para que puedan seguir manipulando a su antojo centenares de álbumes de diversos géneros. Albumes que, en la mayoría de los casos, están bajo un contrato leonino en el que el artista no tiene la menor posibilidad de ver respetada su obra y mucho menos de percibir los derechos reales que le corresponden.

Como dije al principio, se ve claramente que Nebbia es un tipo muy inteligente y que no es uno de los tantos músicos mercenarios de las discográficas.

Puedo citar detalles de mi caso personal: a mis 17 años firmé contrato con la legendaria RCA como integrante de mi grupo de adolescencia, Los Gatos. Hasta hoy esos álbumes llevan vendidas millones de copias. Pero nunca podremos saber exactamente el número, porque la compañía discográfica, que sub-edita a través de casas sucursales que tiene por todo el mundo, jamás hace una rendición de cuentas fuera de tu país de origen. Tengo ediciones de mis discos en Estados Unidos, Venezuela, Bolivia, Uruguay, Chile, Costa Rica, Brasil… Y, de este modo, jamás he cobrado un centavo. Los Gatos éramos número 1 en ventas en casi toda América latina. Lo mismo pasó con mis primeros discos como solista. Hay canciones que han estado varias semanas en los primeros puestos de otros países, y jamás me las liquidaron.

¿Queda alguna duda? ¿No era que los músicos, las discográficas y hasta nosotros mismos perdíamos dinero si «pirateábamos»? Los piratas están del otro lado me parece. No quiero meter toda la nota del diario acá, pero termino con un párrafo que resume prácticamente todo.

Muchas veces en reportajes me preguntan qué pienso de la piratería y por supuesto que no estoy de acuerdo con eso, ni con nada que signifique robar. Pero, ¿cuál es mi lugar como artista, cuando por un disco que se vende de Los Gatos percibo cuatro centavos? La piratería no me hace nada, si sólo pierdo 4 céntimos…

De mas esta decir que les recomiendo que lean toda la nota, no tiene desperdicio. ¿Ustedes opinan como Nebbia? Yo si y creo firmemente en que si las discográficas siguen este camino, no les quedara mucho tiempo de vida.

LEER
Generador de imágenes de advertencia

Vía: Beatriz Busaniche

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.