Fotografía – La regla de los tercios

Las reglas están para romperse, dicen algunos. Y no lo niego, mucho menos cuando hablamos sobre fotografía, puesto que es nuestra muy peculiar forma de ver la vida lo que obtendremos en cada una de nuestras tomas.

Pero aún así, hay ciertos consejos que podemos poner a prueba, y con ello mejorar nuestras capturas sin sacrificar nuestro estilo personal. Por eso hoy les hablaré sobre la regla de los tercios, que no es otra cosa que conocer los puntos fuertes, o zonas, donde la mirada encuentra más cómodo ver los objetos, para con ello lograr un mejor encuadre.

Para comenzar vuelve a observar la imagen de arriba. Como puedes ver, tenemos una fotografía donde a partir de 4 líneas rectas, 2 horizontales y 2 verticales, separadas a una misma distancia, se dibuja una cuadrícula con 4 puntos que resaltan, y que corresponden precisamente a la intercepción de las líneas trazadas.

Las líneas son sólo guías. Donde debemos prestar atención es en los 4 puntos que se han formado. Estos representan las zonas donde nuestra visión percibirá las cosas más cómodamente, y donde se centrará nuestra atención. Y es precisamente ahí, en esos puntos, donde debes colocar los objetos que representan el personaje principal en tu fotografía.

LEER
30 sitios donde encontrar fotos gratuitas

Es decir, si quieres que tu fotografía tenga cierta armonía, que luzca bien, que llame la atención o que quien la vea se sienta cómodo haciéndolo, coloca tu objetivo principal a fotografiar en esos puntos. Ya sea en uno, o utiliza los de un extremo, pero colócalo ahí.

Obviamente no es algo mágico que si se cumple garantice una súper fotografía, pero al menos nos ayudará a realizar mejores tomas. Sin olvidar obviamente los parámetros para tener una correcta exposición, el balanceo de blancos, etcétera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.