Lecciones para emprendedores de Breaking Bad

Aunque parezca inverosímil, lo cierto es que a partir de la serie Breaking Bad se pueden extraer consejos realmente interesantes tanto para los emprendedores que estén pensando en montar un negocio como para los empresarios hechos a sí mismos que siempre buscan mejorar para seguir creciendo con su negocio. Evidentemente la idea no es extraer consejos orientados al tráfico de sustancias de dudosa legalidad, sino que de lo que se trata es de adaptar las claves de la serie a un negocio legal normal y corriente como el que se puede encontrar en cualquier tienda de barrio.

Así que, a continuación se recopilan las lecciones para emprendedores de Breaking Bad que se pueden aplicar en la «vida real» para garantizar el éxito a la hora de comenzar una aventura empresarial.

Emprendedores a partir de Breaking Bad

  1. ¿Va a haber algún socio? En ese caso hay que dedicar muchas horas a la elección de esa persona que va a tener en sus manos la misma responsabilidad que el propio fundador del negocio a pesar de que cada uno se va a centrar en un apartado en concreto. Walter White tenía muchos conocimientos de química, pero necesitaba a alguien que pudiera adentrarle en el mundo de lo moralmente reprochable; ahí Jesse jugaba un papel fundamental para permitir que el negocio de Walter pudiera salir adelante.
  2. Marcar la diferencia con la competencia. Por muy saturado que esté un mercado y por muy difícil que pueda parecer adentrarse en él, lo cierto es que un producto de calidad siempre destaca frente a su competencia. ¿Alguien pondría en duda la calidad de la sustancia azul de Walter?
  3. Trabajar solamente con personas de confianza. A la hora de dejar alguna parte de un proyecto en manos de otra persona hay que estar muy seguro de que dicha persona va a cumplir su palabra, ya que de ella dependerá que el proyecto salga adelante a pesar de que no se trate de un socio de la propia empresa.
LEER
Imanes con "forma" de Photoshop para el refrigerador

Vía | ITEspresso.es (gran trabajo de los chicos de ITEspresso.es, nunca viene mal un poco de humor en el ámbito de los emprendedores)