¿Podríamos crear gravedad artificial?

Es un elemento básico de la ciencia ficción, y un requisito si vamos a viajar en el espacio a largo plazo. ¿Así que podríamos crear gravedad artificial? Y me refiero a la gravedad del tipo que vemos en las películas como ‘Odisea en el espacio’ o en la cápsula de entrenamiento de ‘Dragon Ball Z’.

No me arriesgo mucho si digo que nos pasamos una buena parte de nuestras vidas consumiendo ciencia ficción.

Libros, vídeos, películas y juegos.

La ciencia ficción es grandiosa para la imaginación, y nos lleva a lugares que nunca podríamos visitar. También nos ayuda a entender y predecir que podría suceder en el futuro: computadoras táctiles, clonación, satélites de comunicación, Skype, puertas deslizadoras mágicas y rasuradoras con 5 cuchillas.

Estas son sólo algunas de las predicciones que la ciencia ficción ha hecho y se volvieron una realidad.

Después están muchas otras predicciones que todavía no han sucedido, pero que podrían suceder. Cosas divertidas como el apocalipsis climático, el apocalipsis convencional de robots, el apocalipsis gigante de robots, el apocalipsis de invasión alienígena, el apocalipsis de comenta, el apocalipsis del apocalipsis y… demonios, ¡son muchos apocalipsis!

Sin mencionar cosas que probablemente nunca pasen, cosas que no podrían suceder por las leyes de la naturaleza. Volar más rápido que la velocidad de la luz, la teletransportación instantánea, y la habilidad de destruir planetas enteros con un láser de una estación espacial.

LEER
Crean dispositivo para salvar a los conductores que se duerman al volante

Pero hay una futura tecnología, una violación masiva de las leyes de la física que juega un rol importante en casi cualquier libro, show o película que puedas mencionar del género.

Seamos honestos, si los autores, guionistas y directores intentasen adherirse a las leyes de la física con una pizca de precisión, tu scifi favorito sería complemente distinto.

Obviamente estoy hablando de la gravedad artificial. ¿O cómo te piensas que pueden caminar por esas naves gigantes en Star Trek o Star Wars en medio del espacio? Si esas naves no tuviesen gravedad artificial, estarían todos flotando y la acción, no digo que no suceda, pero sería más… más divertida (ahora quiero ver una versión de Star Wars con stormtroopers flotando mientras disparan en las naves).

gravedad artificial

Entonces, ¿podríamos crear gravedad artificial?

La única manera de obtener gravedad es con masa. Mientras más masa, más gravedad se obtiene, Sin masa, no puede haber gravedad.

Antes de seguir avanzando, no existe algo así como la anti-gravedad.

Ahora que eso está fuera del camino, aquí hay algunas formas en las que podríamos lograrlo.

La fuerza de gravedad que sentimos es de hecho una aceleración hacia el centro de la tierra a 9.8 metro cuadrado por segundo, o 1G.

LEER
La Estación Espacial Internacional cumple 15 años

Como Einstein nos mostró, todo es relativo. Si estuvieses en una nave espacial y estuviese acelerando fuera de la tierra a un nivel de 1G, se sentiría exactamente igual que si estuvieses parado en el suelo.

Esto se conoce como aceleración constante, y si de alguna manera pudieses darle a una nave espacial tanta energía, podría ser justo lo que necesitas.

¿Quieres llegar a la Luna? Acelera a 1G por una hora y media, date la vuelta y desacelera por la misma cantidad de tiempo. No sólo podrías llegar a la Luna en menos de 3 horas, sino que habrías experimentado la gravedad de la Tierra todo el tiempo.

¿Quieres volar a Júpiter? Podría llevar apenas 80 horas de aceleración, y después 80 horas de desaceleración. A mitad de camino de este viaje, estarás yendo a más de 2800 km por segundo, que es cercano al 1% de la velocidad de la luz.

¿Quieres viajar un año luz? Acelera aproximadamente un año, luego desacelera por otro año, y al punto medio estarías en la velocidad luz.

Uh. Ahí está el problema. Como probablemente sepas, a medida que alcanzas la velocidad de la luz, se necesita más y más energía. Y no puedes ir más rápido que la velocidad de la luz. Así que utilizar este método sólo te deja viajar a un año luz a la vez.

LEER
El primer día de clases del oxígeno

Hay una idea que los aficionados de Arthur C Clarker seguro conozcan, la cual requiere mucha menos energía: gravedad artificial proveniente de una fuerza centrípeta… girando.

Toma una gigantesca nave espacial y ponla a girar.

gravedad artificial nave

Gracias a la inercia, objetos flotando en la nave espacial, como los astronautas, podrían intentar salir volando fuera al espacio, pero el casco de la nave espacial los mantendría adentro.

Para lograr que esto sea cómodo, necesitarías una nave espacial con forma de anillo con un radio de 250 metros. Este anillo necesitaría girarse como dos veces por minuto para que los astronautas allí dentro experimenten el 1G.

Crear una nave como esta es un reto de ingeniería, pero probablemente sea lo más cercano a nuestra tecnología actual.

Algo así nos podría ayudar a explorar el sistema solar sin los riesgos de salud de la microgravedad.

Así es, la microgravedad no sólo es molesta para orinar, sino que también arruina tu salud.

A menos que descubramos la anti-gravedad, probablemente nunca tengamos el tipo de gravedad artificial que vemos en la ciencia ficción. Serán anillos con rotación gigantes en el futuro, tristemente.

¿Cuál es tu historia de ciencia ficción favorita que haya ignorado la gravedad artificial? Comenta aquí abajo o cuéntame vía Twitter (@AyalaManu). Cualquier sugerencia, corrección o interacción es bienvenida también.

Inspirado vía Universe Today