Un mundo más sencillo

asistente_google

Internet forma parte de la vida diaria desde hace algunas décadas, incluso hoy por hoy, es concebido como un derecho humano por la ONU (Organización de las Naciones Unidas), teniendo cada persona el poder de acceder a esta vasta red de información.

Los negocios, las tareas escolares y el entretenimiento pueden realizarse desde un ordenador en la comodidad de nuestro hogar. Ya no es necesario asistir a una tienda para comprar productos de cualquier índole, con tan sólo un clic o un comando de voz, el interesado tiene a su disposición lo que necesite.

Internet llegó para quedarse

Con el desarrollo de diversas aplicaciones y los asistentes digitales, las tareas del hogar, en gran medida, no requieren la participación humana directa, con tan sólo ofrecer comandos de voz al asistente digital, como para lavar la vajilla, purificar o calentar el agua, apagar o encender las luces, pueden ser controladas con tecnología a distancia.

A pesar de que hoy ya se ha hecho algo normal e internalizado en gran medida el alcance que tiene la tecnología, no dejan de sorprender las acciones que son posibles sin la intervención humana. Las industrias encargadas de este desarrollo se centran en hacer la vida mucho más sencilla, al crear actualizaciones y versiones mejoradas de diferentes elementos, para que existan menos restricciones a la hora del confort y la practicidad en el hogar u oficina.

Los asistentes digitales de Google, la empresa pionera a escala mundial en cuanto a los motores de búsqueda avanzada en el mundo de Internet, desarrollan de manera constante nuevas metodologías para facilitar ciertas actividades, como encender el coche, localizar una dirección, limpiar automáticamente el parabrisas, etc…, y todo esto a través de comandos de voz.

El alcance de las nuevas tecnologías

Las proyecciones de estas nuevas metodologías que tiene Internet son incalculables, se encuentran relacionadas con casi cualquier área, por lo que al ser gran parte de las actividades cotidianas, es habitual ni siquiera detenerse a meditar qué utilidad de forma individual, se les da.

A los jóvenes les resulta mucho más sencillo realizar sus deberes escolares con la ayuda de los asistentes digitales y el acceso a Internet. Con sólo dar un comando, las aplicaciones en cuestión de segundos le pueden facilitar la información que necesite; así como resolver un problema matemático es mucho más simple para esta generación que para las pasadas, con sólo emitir la petición de un resultado o número al asistente, la persona lo obtendrá.

LEER
El eCPM de AdSense cae en picada

Los padres ya no necesitan pedirles a sus hijos que les traigan cosas de las tiendas, gracias a que la tecnología facilita el poder adquirir lo que se desee a través de Internet, y sin mayores aumentos en el pago.

Asistentes digitales populares:

  • Cortana: creado por Microsoft, es un asistente virtual que responde a comandos de voz en Windows 10, lo que facilita la búsqueda de información, realiza tareas, al programar o activar programas, e incluso organiza las agendas de quien lo utilice.
  • Alexa: creado por Amazon, es un asistente virtual que responde a comandos de voz, al que se le pueden dar comandos para diversas actividades, como la búsqueda de música, productos para la compra, localizaciones de hospitales, restaurantes y demás lugares, así como también hacer recordatorios y gestionar comandos a distancia para otros dispositivos electrónicos o eléctricos, como el aire acondicionado, cocinas eléctricas, las luces, etcétera.
  • Siri: creado por Apple, al igual que las anteriores, es otro asistente digital que responde a comandos de voz y cuya función va, desde localizar un contacto en nuestro móvil, hasta la redacción de textos y búsqueda de lugares.

Cada uno de los asistentes digitales mencionados, pueden encontrarse en tiendas como Depau. Tienen la capacidad de adaptarse a cualquier espacio en el que se le necesite, como el coche, en el área de trabajo, la casa, la escuela, etc…, siendo su único objetivo el cumplir con los comandos que se emitan a través de la voz humana.

Son diversos los aspectos positivos que pueden rescatarse, tanto del uso de Internet como de los asistentes personales, no sólo al facilitar las tareas cotidianas, sino al hacer posible acciones que en el pasado no lo eran, como las operaciones médicas que necesitan una exacta precisión para hacer incisiones, así como realizar experimentos con un mayor control del ambiente, el llegar a lugares donde los humanos no pueden acceder, e infinidad de actividades, que sólo gracias a la tecnología, son posibles.