Esos números raros en el menú de tu cámara digital

Cámara digital

Comenzar en el mundo de la fotografía digital puede ser o muy sencillo, o algo enredoso. Sencillo es cuando al que toma las fotografías en realidad no le interesa el resultado, ya que sólo lleva la cámara para eventos sociales, donde capturar el recuerdo es todo lo que importa.

En el extremo contrario está lo enredoso, lo que corresponderá superar a los futuros fotógrafos aficionados, y por qué no, futuros profesionales de la fotografía. Estos no sólo llevan su cámara a las reuniones o fiestas de colegas, sino que la cargan consigo a todos lados, y lo que les interesa, aunque no lo sepan aún, es crear arte.

La mayoría de los que se podrían clasificar en el segundo grupo imagino que se habrán dado cuenta que en muchos modelos de cámaras digitales se muestra en la pantalla valores como: ISO 200, F 4.5 ó 1/250… Pero  ¿Qué significan estos valores?

Estos valores representan tres diferentes parámetros de ajuste para la cámara. Aunque si bien no en todas las cámaras se pueden ajustar, cada vez se vuelve más raro encontrar cámaras donde no sea posible. Estos valores son:

ISO: Este valor indicará al sensor que tan sensible debe ser ante la luz. Es decir, mientras más pequeño sea el valor, 200 por ejemplo, menos luz captará; por el contrario, mientras mayor sea el valor, 1400 por ejemplo, mayor será la sensibilidad del sensor, por lo tanto, captará más luz.

Por eso en condiciones con poca luz se puede aumentar el valor del ISO, y así la foto no saldrá tan oscura. En cambio en situaciones donde hay mucha luz, el valor del ISO se pone lo más pequeño posible, y así la foto no saldrá tan iluminada o quemada.

-Apertura del diafragma (f): Para que la luz llegue desde el exterior hasta el sensor de tu cámara, debe haber una pequeña apertura por donde pase la luz, esta se da en el diafragma, y su diámetro se puede ajustar.

En este caso, los valores pequeños nos indican aperturas mayores; mientras que los valores grandes nos indican aperturas pequeñas. Así pues, a menor el valor de “f”, mayor el diámetro, y por ende, mayor cantidad de luz. En cambio, mientras más grande el valor de “f”, más pequeño será el diámetro, y menos luz llegará al sensor.

-Velocidad de obturación: Por último tenemos la velocidad de obturación, que no es otra cosa que una especie de cortinilla que abre y cierra al apretar el botón con el que se toma la foto en nuestra cámara. Su función es que, al estar cerrada la luz no llegue al sensor, mas cuando está abierta, permita el paso de la luz.

Su valor puede ir desde estar unos segundos abierta, 5” por ejemplo, hasta unas cuantas milésimas de segundo, 250 por ejemplo (Que en realidad es 1/250, osea, una doscientos cincuentava parte de un segundo).

Y como se podrá imaginar, mientras más tiempo dure abierta, mayor será la cantidad de luz que llegue al sensor, por lo tanto, se tendrán fotos más iluminadas. Por el contrario, mientras más pequeño sea el instante que permanece levantado, menor será la cantidad de luz que pueda pasar.

Hay aún más por conocer de estos tres parámetros, ya que según se ajuste cada uno, será el tipo de fotografía que podremos lograr. Pero eso, lo dejamos para una próxima entrada.