Talibanes Ortográficos vs. Samurais Ortográficos

bart-simpson-ortografia
Recibir ayuda para mejorar la ortografía por parte de nuestros lectores siempre viene bien. Pero al igual que a N3RI, los Talibanes Ortográficos me caen mal, y los padezco más seguido de lo que me gustaría.

Por lo general son arrogantes y encima no suelen ser buenos en lo que hacen, ni defender bien lo que quieren defender (probablemente porque lo único que buscan es hacer sentir mal al autor, y no colaborar de verdad). Así que me hago eco de algunos consejos para ellos.

Si vas a corregir los errores ortográficos de otros en blogs o cualquier página de Internet, hay que:

1. Corregir educadamente.

Es peor ser un maleducado irrespetuoso que escribir “hubo” sin “h” por error. Insultos, humillaciones y otro tipo de faltas de respeto nada tienen que ver con proteger nuestra lengua, y solo ponen en evidencia la personalidad de quien emite el comentario.

2. Corregir “correctamente”.

Está muy bien ayudar a corregir las faltas de otro, pero si ese va a ser tu único aporte, mejor que esté perfectamente bien escrito. Cuántas veces habré leído comentarios del estilo “Haber si aprendes a escribir”… Nada te hará quedar más en ridículo que escribir mal una corrección.

LEER
Cómo aguantar un pico de visitas inesperado en tu blog

3. Corregir eficazmente

“Enséñale a pescar y comerá toda la vida” se aplica también al arte de la corrección ortográfica. Si lo que buscas de verdad es ayudar al otro a escribir mejor, sirve más explicar cuál fue el error que sólo decir “provocación va con tilde en la o”, ya sea citando la regla ortográfica completa o enlazando a algún sitio que lo haga.

4. Corregir humildemente

En mi opinión, el punto más importante. Además de ser educado, uno debe ser humilde. Que se note que tu auténtica intención es ayudarlo y no humillarlo. Que quede claro que lo corriges porque amas nuestra lengua y no por ser un soberbio desesperado por llamar la atención. Siempre que se pueda, la corrección debe ser en privado y no delante de todos.

Si siguen estos consejos, en realidad, más que talibanes extremistas y violentos de la lengua, se convertirán en verdaderos Samurais de la Ortografía, honorables guerreros del lenguaje.

Para leer más consejos para Talibanes y Samurais, no se pierdan el post completo en el blog de N3RI.

PD: La ley de Murphy indica que en este artículo se me deben haber filtrado varios errores. Si es así, recuerden los puntos para ser honorables Samurais antes de corregirme ;)