Razones para NO quejarte de ir a la escuela o al trabajo

Pretextos para decir que hoy no se quiere ir a la escuela o al trabajo existen muchos. Desde el clásico dolor de cabeza o de panza, hasta el extremo de simplemente no ir porque «queda lejos y hoy no estoy de humor«. Señores, los que ya tengan hijos, por favor platiquen con ellos y háganles llegar las historias que nos presentan en el blog de Kurioso. Para los que son estudiantes y sin haber procreado aún, igual vale que le echen un ojos a estas valientes historias.

Pequeños héroes que literalmente arriesgan la vida cada día por el simple hecho de querer superarse para salir adelante. Por ejemplo, en la imagen que encabeza el post pueden ver a unos niños cruzando un puente roto sobre el río Ciberang, en Indonesia. Fuertes lluvias hicieron que el puente quedara como se observa, y aún así, los niños deciden que por «pequeñeces» no pueden dejar de aprender.

Obviamente hay muchos factores que alteran la vida educativa de un niño, adolescente o adulto, al igual que la vida laboral… Pero venga, que estos pequeñines ponen el ejemplo. Si ellos pueden, todos podemos. Empecemos con el pie derecho este lunes, y el resto de días de la semana :)

Para saber más: Kurioso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad