Vivir en un videojuego es posible con RoomAlive

Los videojuegos o más bien la industria de los videojuegos está avanzando a niveles impresionantes y todo parece indicar que lo próximo va a ser disolver la pantalla. Con la llegada de Kinect, Oculus y otros artefactos la idea es acortar la distancia que existe entre el jugador y el videojuego. En pocos años los jugadores ya serán los próximos protagonistas.

El proyecto presentado por Microsoft Research, de nombre RoomAlive, permite convertir una habitación en un entorno interactivo para videojuegos en 360 grados, tras haber patentado el concepto hace ya muchos años.

roomalive kinect

RoomAlive consiste en un Kinect en conjunto con un proyector que reconocen las dimensiones de una habitación junto con todos sus objetos dentro para adaptar el videojuego de manera dinámica para que se proyecte dentro del entorno del jugador. Lo mejor de todo es que lo proyectado en las paredes cambia adaptándose al aspecto del habitación y los movimientos de los jugadores, quienes van a poder interactuar con el juego moviéndose.

LEER  Final Fantasy llega al iPhone

Quiere decir que podremos pegar patadas, movernos por la pantalla o esquivar objetos sin interfaz de por medio.

RoomAlive se encuentra en fase beta, pero es una muestra de lo mucho que ha avanzado la tecnología en el desarrollo de las nuevas consolas para videojuegos.

Me gustaría añadir que este tipo de artefactos van a ofrecer una enorme cantidad de posibilidades y promoverán la actividad física, para que los gamers del futuro no sean sedentarios y se diviertan de una manera más sana para el cuerpo. Los dejo con un pequeño vídeo que explica cómo funciona RoomAlive.