¿Simetría facial perfecta? No

En el siguiente vídeo se muestra un curioso proyecto fotográfico donde el rostro, y su nula simetría perfecta, toman el papel principal. ¿Qué? Bueno, uno imagina que el cuerpo es simétrico, es decir, que si nos parten a la mitad, ambas partes corresponderán perfectamente a la otra, sin diferencia notable. Pero no es así, en realidad cada una de nuestras mitades es única.

El fotógrafo en cuestión, Jesper Petersson, ha hecho justo eso, comparar los resultados de, tras tomar una fotografía de retrato, y tras partirla a la mitad, une cada una de las mitades con ella misma, de tal forma que de una mitad se forma “una sola persona. Y lo mismo para la otra mitad, comparando después los resultados, y notando a ciencia cierta que nuestras mitades son diferentes, y cada una refleja su propia personalidad, sus rasgos, un caracter peculiar.

¿Y tu sabes qué expresa cada una de tus mitades? ¿Cuál es tu mejor mitad?

LEER
Fotografías con sombras