¿Qué es el Favicon y por qué es tan importante?

Favicon, icono de página o icono favoritos, es el logo que sale en la parte superior izquierda de la pestaña de navegación, en la barra de direcciones y en los marcadores. Si es aparentemente tan simple ¿por qué importa tanto?

El término proviene del inglés, y podría traducirse como ícono favorito. No es otra cosa que la pequeña imagen que aparece en la parte izquierda de la pestaña del navegador web. Es imagen o ícono de página. Por eso siempre los navegadores lo muestran en el encabezado o la barra de direcciones.

Está comprobado que el sentido con más rápido impacto a los seres humanos es la visión. Por eso, las webs deben explotar los aspectos visuales y colocar recursos gráficos en lugares estratégicos.

Uno de esos lugares, es la barra de direcciones que siempre está en el punto focal de los internautas, aunque no se den cuenta;  he aquí el porqué del favicon.

Este elemento forma parte de la identidad del sitio. Por ende, con el favicon se puede lograr presencia de marca y reforzar la identidad corporativa. Por eso, se suele recomendar que esta imagen se reserve para el logo.

Es una imagen pequeña pero siempre presente que nadie debería pasar por alto al momento de desarrollar una página web. Con este argumento, muchos alegan que el uso del favicon afecta el posicionamiento, ¿será cierto?

No. El favicon es útil, necesario, pero no afecta de manera directa el posicionamiento de la web. Más bien, hay dos consecuencias de no usar el favicon:

  1. Se pierde una magnífica oportunidad de hacer presencia de marca y dejar una impresión subconsciente en los usuarios que visitan la página.
  2. Al entrar en una web, los navegadores solicitan el código de página. Si no lo encuentran, arrojarán el error 404 not found. 

Por eso, puede que muchos estén convencidos a este punto de la importancia del favicon, pero no sepan cómo hacerlo.

Herramientas gráficas y formatos para diseñar favicon

Programas para fabricar este ícono sobran: Paint, Canva, Photoshop o casi cualquier herramienta de diseño servirá. El resultado dependerá de la herramienta y el talento del diseñador.

El navegador acepta formatos ico, png, gif, jpg y svg. El .ico tiene como ventaja que acepta varias imágenes en diferentes tamaños y profundidad de color.

Los tamaños que deben utilizarse, según su calidad son 16×16, 32×32, 48×48, 64×64 o 128×128 píxeles con una profundidad de color de 8, 24 o 32 bits.

Photoshop  para diseñar tu favicon

Adobe ofrece una amplia variedad de herramientas para generar contenido gráfico, razón por la que se ha convertido en el favorito de muchos. Lo primero que debe hacerse es determinar el logotipo a usar. Luego acceder a Photoshop, crear un archivo nuevo y seguir los pasos:

1-   Configurar la anchura y altura deseada con los tamaños antes mencionados, la que más se recomienda es el de 32×32.

2-   Para imágenes web, la resolución es de 72 pixeles.

3-   El modo de color será de 16 bits.

Una vez configurado, añadir el logotipo, redimensionar al tamaño elegido y exportar en PNG.

Un atajo y utiliza las herramientas que ofrece el mundo online

Internet está repleto de herramientas para todos los niveles de destreza. Si no sabes utilizar las que tienes en tu equipo o simplemente no tienes ninguna instalada, puedes hacer uso de una gran variedad que circula por la web.

Si colocas en el buscador Google “crear favicon online’’ aparecerán varias aplicaciones o herramientas online ofrecen un camino bastante sencillo para la elaboración del elemento, solo debes seguir los pasos y en cuestión de segundos tendrás tu icono favorito listo.

Apuesta por la originalidad y diferénciate del resto

Ya se han mencionado varias herramientas para generar favicons, sin necesidad de pagar, ni tener que recurrir a largos procesos para lanzar tu página web, pero si lo que deseas es convertir tu página en un espacio original y creativo, debes enfocarte en la creación de un diseño único.

No todos tenemos las mismas habilidades, ni somos diseñadores gráficos, pero podemos encontrar lo que buscamos fácilmente por internet.

Asegúrate de lo que deseas transmitir.

Si deseas mandar a elaborar un logo, debes tener en cuenta lo siguiente:

1-    Piensa siempre en lo simple: mientras menos elaborado sea el logotipo, más fácil será de recordar. Haz una lluvia de ideas con palabras, empezando por lo que rodea y encierra tu marca, verás cómo surgen elementos básicos que servirán de inspiración.

2-     Dibújalo, el diseñador te lo va a agradecer. Haz bocetos de lo que más o menos deseas, así será menos complicado llevarlo expresarlo.

3-    Asegúrate de que funcione en blanco y negro: todos los logotipos deben verse bien en estos colores, pues son los colores básicos.

4-    Contrata a el diseñador: la persona capacitada, que ha estudiado y sabe cómo manejar tu intención, es quien mejor va a saber qué hacer con tu idea y cómo transmitirla.

Un diseñador no va a traducir lo que piensas sin que tú mismo estés seguro de lo que quieres realizar, por eso analiza muy bien sobre el concepto para que el resultado sea óptimo.

Favicon, es el elemento más pequeño, pero el más potente de tu página

Imagina que quieres guardar una página en tus favoritos porque su contenido es muy útil e interesante, pero de qué sirve si no tiene un favicon que lo represente, quizás la guardes porque de verdad te interesa, pero al cabo de unos días no lo vas a recordar. Los sistemas de gestión de contenidos o CMS, como WordPress, Joomla o Prestashop, tienen en sus sistemas un espacio especial para subir ese ícono de gran importancia.

Es un elemento que no debe pasarse por alto. Los pequeños detalles hacen la gran diferencia. El favicon, como cualquier otro elemento de la identidad corporativa es una herramienta útil y no debe desaprovecharse.

Es una forma de empezar un proyecto web con todo lo necesario, sin descuidar ningún detalle, por pequeño que sea.