Qwitter y el puterío de Twitter

Señoras y señores, Twitter es un puterío. Había que decirlo. Está claro que como herramienta es lo MAS y que la comunidad que se formó también, pero eso no quita que sea un puterío. Peleas públicas ya hubo varias como para confirmar mis dichos. Pero lo digo más que nada por la cantidad de gente que escucho que se ofende cuando alguien l@ deja de seguir. Ah pero si no me sigue yo tampoco, es lo que piensan y aplican muchos. Con la posterior ofensa, claro está. Me causa gracia tan sólo imaginar algún twitter@ revisando su abultada lista de followings para chequear quien no se digna a seguir sus tan preciados updates.

Ahora después de la bomba cuento porque no es mi estilo esa actitud. Creo que nunca o pocas veces dejé de seguir a alguien. Porqué si estoy siguiendo a alguien se debe a que me interesa lo que dice, y no me cambia nada si a él le interesa lo que yo digo. Mis followings no son necesariamente mis amigos aunque cada vez son más mis amigos que empezaron como followers. Entonces no veo porqué debo ofenderme si me dejan de seguir, sería soberbio de mi parte.

LEER
8 cuentas de Twitter que todo programador debe seguir

Pero para placer de muchos llegó Qwitter, la herramienta que facilita el puterío enviando mails cada vez que alguien deja de seguirte. Así que ya dejé mi mail y mi nombre de usuario para que cada vez que alguien deje de leer que estoy comiendo medialunas o rascándome el higo tenga pruebas fehacientes para ofenderme y dejarlo de seguir :P

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.