Software VPN de pago o gratuito: ¿Cuál uso?

VPN

Una VPN es una de las herramientas más efectivas a la hora de protegernos al navegar por internet. Su diseño está pensado para garantizar nuestra seguridad y privacidad actuando como un escudo entre cualquier dispositivo y la red gracias a su avanzada tecnología.

¿Cómo funciona una VPN?

Las VPN funcionan de forma muy sencilla, ya que crean una especie de túnel entre internet y tus dispositivos. Cuando navegas con una VPN te conectas a sus servidores, no directamente a internet pues la VPN es la que, a su vez, se conecta a la página web.

Esto crea un escudo el cual es muy útil para contener cualquier intento de intromisión pues un hacker, en lugar de atacar tu dispositivo, atacará los servidores de la VPN. Además, también permite proteger tu identidad pues la cara visible conectada a internet será la VPN y no tú.

5 diferencias entre una VPN de pago y una gratuita

  • El costo

Lógicamente, la primera diferencia que podemos encontrar entre una VPN de pago y una que es gratis es el costo. Esto debido a que la gratis no nos pide que paguemos para usarlo, o nos da la oportunidad de usar una versión más limitada de la misma sin pagar.

Por otro lado, la VPN de pago requiere una suscripción o un pago anual para poder recibir los beneficios de la VPN y poder usarla. Si te preguntas cuánto cuesta una VPN debes saber que esto varía en función de tu país y la misma VPN.

  • El tiempo de conexión

Otro punto que debes de tomar en cuenta es el tiempo de conexión, ya que la mayoría de VPN gratis suelen limitarlo. Esto debido a que, al ser gratis, solo pueden usar por cierto tiempo los servidores.

En cambio, la VPN premium o de paga te da la opción de utilizar por tiempo ilimitado las conexiones a los servidores. De esta forma, no tienes que desconectarte cada 5 minutos y esperar para poder usarla. El tiempo de uso es ilimitado, incluso puedes dejarla por tiempo indefinido funcionando.

  • Los servidores

La calidad y capacidad de los servidores es otro de los puntos que debes de tomar en cuenta, ya que las VPN gratis están limitadas en este sentido. Por lo general, suelen usar servidores compartidos o con una capacidad mucho menor que la de una de paga.

Al tener servidores de mucha menor capacidad limitas el procesamiento e intercambio de datos, así como el ancho de banda y la velocidad. En cambio, la VPN de paga suele usar servidores mucho más poderosos, con una mayor capacidad procesar datos y mayor velocidad de conexión.

  • Cambiar tu dirección IP

Una de las funciones más destacadas en una VPN es el poder cambiar tu dirección IP para parecer que estás en otro lugar. La mayoría de VPN gratis suelen limitar el cómo poder cambiar tu dirección IP a cualquier otra parte del mundo, y si lo permiten, suelen limitarlo.

En cambio, una VPN de pago te da la posibilidad de gestionar en su totalidad el servidor al que te puedes conectar. Esto quiere decir que, si estás en China, por ejemplo, puedes conectarte a un servidor de Estados Unidos cambiando tu IP sin ningún problema.

  • Personalización

Por último, debes de saber que una de las mayores diferencias que podemos encontrar está en la capacidad para personalizar tu VPN. La mayoría de VPN gratis suelen limitar la capacidad para personalizar la misma debido a que la mayoría ya vienen con los parámetros configurados.

En cambio, una VPN de pago te da la opción de poder ajustar sus diferentes parámetros y funciones ad hoc a lo que tú necesitas. Es decir, podrás personalizar al 100% la VPN lo que supone un gran beneficio para así poder garantizar el mejor funcionamiento, así como un ajuste personalizado.

¿Las VPN gratis son buenas?

Sí, sin lugar a dudas una VPN gratuita vale totalmente la pena pues te permite conocer cómo funcionan, además de que hay muchas opciones, por ejemplo, puedes leer más sobre los 5 mejores software de VPN gratis para convencerte del porqué son una gran opción si no tienes presupuesto.

De esta forma puedes obtener todos los beneficios de una VPN sin tener que pagar de más o gastar un solo dólar. Además, son una buena forma de convencerte de que realmente sirven para que así, al final, te animes a adquirir una VPN de paga mucho más sofisticada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad