Unos 120 bloggers presos alrededor del mundo

Ser blogger no es solamente hablar de tecnología, ciencia, geekismo y cosas frikis. Ser blogger para muchos es jugarse con una postura política, con un lineamiento ideológico y contar como ve uno el mundo. Ser blogger es hacer periodismo ciudadano, aportar la visión de la situación desde una posición que antes estaba relegada.

Pero no en todas partes esta bien visto ser un crítico, especialmente en gobiernos tan cuestionados como lo es China, donde hay setenta y dos bloggers tras las rejas. En el gigante oriental muchas cosas están prohibidas, las manifestaciones son una de ellas y como respuesta a esta censura, las redes sociales surgen para dar un mínimo de espacio donde poder dar a conocer opiniones contrarias al gobierno en ejercicio.

La ONG Reporteros sin Fronteras es la encargada de realizar este informe, afirmando que al menos 120 bloggers están presos alrededor del mundo. Los gobiernos más duros en cuanto al control de Internet se encuentran en Asia, con China a la cabeza, seguido por Irán, Corea del Norte y Vietnam. Las políticas tomadas son muy estrictas: limitar el uso de Internet, vigilar con software espiá y censurar contenido en la red.

Pero el mal no sólo esta en Oriente, Occidente esta tomando un camino muy parecido al de los pueblos asiáticos. Cada vez hay políticas más restrictivas para el uso de Internet (léase copyright) en los países como Francia, España, Gran Bretaña, entre otros. Estas potencias cada vez buscan controlar más a los ciudadanos, vigilando los sitios que visitan, filtrando sitios y censurando portales P2P. Reporteros sin Fronteras cree que en un futuro, estos países intenten decidir que se puede ver y que no, como esta sucediendo con muchos gobiernos orientales.

Como siempre los que salen mejor parados son los países nórdicos, que ya ven a Internet como un derecho fundamental de todo ciudadano, mientras el resto de las potencias debaten como cortar la libertad de los usuarios.

Vía: La Nación

Imagen: Fayerwayer

NO al impuestazo tecnológico

ceciNOopt

En Argentina estamos viviendo una situación muy particular, una más entre tantas injusticias que se cometen cada día, pero que como toca la temática de este blog, me parece importante mencionar. Ya tiene media sanción una ley que busca imponer un impuesto de un 30% extra (ya tenemos casi un 50%) a los productos tecnológicos fabricados fuera de la provincia de Tierra del Fuego (o sea, las otras 22 provincias y el resto del mundo).

Algunos puntos que me parecen importantes:

– Estoy a favor de proteger la industria nacional, pero basta de meterle la mano en los bolsillos a los ciudadanos.
– Se amplía la brecha entre los que pueden acceder a la tecnología y los que no, la brecha digital.
Perjudica a todas las clases sociales, pero, como siempre, principalmente a las más humildes.
– Deja a muchos afuera de la esfera tecnológica, cuando es algo que en el mundo en el que vivimos debería ser un derecho.
– Por ejemplo, mientras que en el país la penetración móvil es completa, se considera que un celular es un objeto de lujo. WTF?

Por eso quien les escribe, junto con amigos de distintas profesiones afines (bloggers, programadores, fotógrafos), decidimos realizar una serie de imágenes para mostrar nuestro desacuerdo, y tratar de llegar a la mayor cantidad de gente posible, para que los Senadores entiendan nuestro mensaje: esta ley de impuestos solo va a generar desigualdad.

Les pedimos que, si están de acuerdo, hagan llegar el mensaje a todos los que puedan, desde el técnico reparados de PC hasta el verdulero del barrio. Pueden usar nuestras fotos, unirse a alguna causa de Facebook, visitar el blog NO al impuestazo o unirse también a la campaña en video que preparó nuestro amigo Fede Aikawa.

Y por supuesto, estar abiertos al diálogo, entre todos, en forma respetuosa y civilizada.

Digamos que NO. Hagámonos oír.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad